a mí,
que me gusta cambiar de casa
como de caras, de muecas, de escamas
a mí,
que si no me bailas me aburro,
que suelto el bolígrafo porque no tengo tiempo
de nada, de todo, los muros
que me pongo y que nunca reviento
algún día por dentro
será como reventaré
si ya no lo hice ayer
a mí,
que si me vienes a ver
si no estoy soñando despierta estaré
dormida jugando.
y que con una caricia
ya me habré dormido
soñando que despierta
en un sueño dormida me habré ido.
que sólo escribo si lo siento
y que cuando no me pasa
ya quiero cambiar de casa,
de caras, de muecas, de escamas
porque eso me hace sentir viva,
lo noto en mi cuaderno,
notas, folios, estruendos
en noches oscuras
qué sería la vida sin esos momentos
de inspiración, motivación, sufrimiento
a mí,
que poco me falta para romper mis cadenas,
físicas e internas,
que cuando lo haga espero
en mi interior no haber muerto.
y pedirme disculpas por no haberme escuchado antes
y coger la salida directa a mi sueño.

Irene de la Torre

Anuncios